• M Aerospace RTC

Resinas para impresión 3D


Existen muchos tipos de impresoras 3D, muchos tipos de materiales con los cuales podemos imprimir nuestros objetos. Es por eso que he decidido crear este artículo de tipos de resina de impresión 3D. Para ayudarte en el maravilloso mundo de la impresión 3D y así no te vuelvas loco por este camino. La resina es un tipo de material utilizado para la impresión 3D con tecnología de polimerización. Está formada a partir de polímeros thermosets y su forma es líquida. Entendemos como polímeros thermosets todos aquellos materiales que tienen forma de un fluido pero que pueden ser curados y endurecidos hasta llegar a convertirse en un objeto sólido, gracias a la luz o al calor. Cuando tenemos los objetos sólidos ya creados en la impresora 3D, estos objetos no pueden volver a derretirse volviendo a la forma que tenía antes. Aunque es cierto, que un mal emplazamiento de este, puede llegar parecer que se derrite, y es por una mala colocación de los agujeros del modelo quedando resina líquida en su interior. Cuando compramos un bote de resina, podemos ver que las botellas con las que las venden son diferentes. Estas botellas están diseñadas específicamente con protección UV, ya que la resina que hay en el interior es sensible a los rayos UV del sol. Para elegir correctamente la resina para nuestra impresora 3D, debemos de conocer la impresora para saber qué tipo de resina admite nuestra impresora. También tenemos que tener en cuenta, que longitud de onda de UV hay en la impresora que tenemos. Lo normal, es que este valor estándar es de 405 nanómetros de longitud de o Estas resinas son las más utilizadas si queremos tener un acabado en nuestros modelos de alta calidad además de que podemos encontrar esta resina en cuatro colores diferentes. Estos colores son: gris, blanco, negro y transparente. Antes de manipular cualquier tipo de resina tienes que tener en cuenta que es de vital importancia el uso de mascarillas para la protección respiratoria, además del uso de guantes de nitrilo en todo el momento del proceso de impresión, y sobre todo cuando manipulemos una pieza de resina sin previo curado.

¿Qué tipos de Resinas para Impresora 3D hay? Entre los tipos de Resinas para impresora 3D podemos encontrar: Resina Estándar Resinas Dentales Resinas Biocompatibles Resinas Flexibles Resinas Industriales Resinas Resistentes a altas Temperaturas Resinas Calcinables Resinas lavables al agua Resinas Estándar Las resinas estándar son las resinas más utilizadas para crear prototipos que se imprimen de forma rápida en impresoras 3D de resina. Son resinas muy genéricas, ya que suelen ser utilizadas por diversos usuarios para comenzar en el mundo de la impresión 3D de resina. El uso de este tipo de resinas está destinado a la fabricación de: Miniaturas Prototipos Elementos decorativos Aparatos de uso domestico Etc.…

Es uno de los tipos de resina donde vas a encontrar más variedades en marcas, tipos de tecnología SLA y DLP además de mayor variedad en colores. Tiene un gran nivel de detalle, es suave al tacto y en cuanto al postprocesado es fácil de pintar y lijar. Aunque hay que tener cuidado ya que tiene cierta fragilidad a romperse y agrietarse.


Resina de impresión 3D Estándar. Las resinas de tipo estándar para la impresión 3D nos deja con un acabado suave y una dureza en nuestras piezas. Son las resinas más económicas que existen y más fáciles de encontrar en el mercado. Tenemos que tener en cuenta, que este tipo de resina estándar son las que más marcas disponibles hay, pero tenemos que verificar siempre que sean aptas para SLA, DLP o LCD. Resina de impresión 3D Transparente. La resina tipo transparente para la impresión 3D, tiene características similares a la resina tipo estándar. Esta tiene como principal diferencia, que permite imprimir los objetos de forma transparente. La resina de tipo transparente, son resinas resistentes al agua y permiten la impresión de piezas con una mayor precisión. Esta resina también es muy usada para crear un efecto cristal en nuestras piezas. También es usada para que se pueda pintar más fácilmente, ya que, al no tener color uniforme por toda la pieza, hace que los colores se adapten mejor al objeto. Esta resina sin duda, es ideal para los modelos más pequeños que necesitan de una superficie lisa y de alta calidad. Resina de impresión 3D Calcinable (Resina Castable) . Estas resinas están diseñadas en casos que se requiera la fundición de la pieza. Cuando esta resina se quema, ya que están diseñadas para eso, se convierten en gas. Cuando esta resina arde, el proceso es limpio sin dejar cenizas ni residuos. Esta resina llega a un alto nivel de detalle en los modelos y un buen acabado en la superficie. Además de que el curado de la pieza es más rápido que otras resinas. Resina de impresión 3D Dura. La resina de impresión 3D de tipo Dura nos ofrece resistencia y flexibilidad con características similares al material de filamentos ABS. Esta resina se suele utilizar para objetos que requieran mayores esfuerzos o estrés. Esta resina también soporta alta resistencia a impactos, por lo que, si se cae nuestra pieza, es poco probable que se termine rompiendo. Resina de impresión 3D de Alta temperatura. Las resinas de alta temperatura, son resinas que se deforman a una temperatura mucho más

alta que las resinas estándar. Esto, es debido a su alta temperatura de deflexión que tienen.


Cuando usemos estas resinas, debemos de usar soportes y la potencia requerida será mayor que para otro tipo de resinas. Esta resina se usa para la creación de prototipos funcionales, piezas que requieren un mayor detalle, precisas y de alta estabilidad térmica. Esta resina es resistente hasta 238º, cuando supera este número, es cuando empieza a deformarse la pieza. Resinas para odontología: No tienen componentes tóxicos y son muy resistentes. Han entrado con fuerza en la industria dental, ya que también son muy adaptables y rápidas de elaborar. Resina de impresión 3D Flexible La mayoría de resinas flexibles presentan un tacto suave y agradable en las piezas con propiedades similares a la goma, teniendo acabados muy similares a las suelas de zapatos o neumáticos. La mayoría de las resinas flexibles tienen una dureza de alrededor de 80A, pero podemos clasificar la elasticidad o flexibilidad de nuestras piezas según la escala Shore. Por ello es recomendable imprimir con flexible cuando queramos reducir costes, realizar prototipos y obtener piezas finales de alta calidad como amortiguadores, piezas flexibles o ergonómicas de una manera más rápida.

Las resinas de impresión flexibles no permiten crear piezas con propiedades parecidas a las gomas parecidas por ejemplo a los protectores de teléfono. Este material, hace que podamos doblar y retorcer cualquier objeto que creemos sin preocuparnos por la forma, ya que después vuelve a su forma original. La desventaja que tiene la resina flexible, es que no es recomendable si queremos conseguir objetos de gran precisión. Tenemos que tener en cuenta, que la resina flexible no es que sea elástica, sino que esta tiene una elongación baja permitiendo así la flexibilidad de la pieza una vez imprimida y curada. Resinas Dentales La Guía sobre tipos de resinas 3D para imprimir Resinas Dentales en odontología y ortodoncia es relativamente nueva, pero sigue en constante crecimiento y desarrollo. Gracias a esta tecnología se han desarrollado nuevos patrones y tecnologías para aplicaciones dentales 3D, permitiendo crear, entre otras cosas: -Retenedores.

-Modelos finales. -Guías Quirúrgicas. -Dentaduras postizas. -Coronas. -Tejidos blandos para modelos de implantes permanentes o provisionales. El uso de esta tecnología y estos materiales implica una mayor productividad, menores tiempos y menores costes de fabricación. Resinas resistentes a altas temperaturas Dentro de las resinas industriales, también se encuentran las resinas resistentes, destinadas a crear piezas con alta resistencia al desgaste, capaz de soportar altas temperaturas, es decir, piezas mecánicas con las que podamos crear objetos que no se agrieten con esfuerzos. Por lo tanto, puede utilizarse para aplicaciones como la producción de herramientas de moldeo por inyección, la prueba de canales diseñados para aire caliente o fluidos y la creación de herramientas para el termoformado y la fundición. Resinas Calcinables Las resinas calcinables suelen ser utilizadas por los fabricantes industriales para industrias dentales y de joyería, por la capacidad que tienen de fabricar piezas que pueden fundirse como metal. Estas resinas son capaces de quemarse sin cenizas ni residuos, dando como resultado detalles nítidos y superficies lisas. Son resinas muy sencillas para utilizar directamente desde un diseño 3D a un modelo real de joyería. La clave de estas resinas moldeables es que tienen un alto grado de quemado, de modo que cuando el objeto se funde a partir de una pieza impresa en 3D, todo el polímero se quema, dejando solo el diseño perfectamente formado con el metal que hayamos fundido. Si no, cualquier residuo de plástico dará lugar a imperfecciones y deformaciones en la pieza fundida. Resinas lavables al agua Estas resinas no hace falta lavarlas con alcohol isopropílico, si no con agua. Por lo tanto, facilita mucho el postprocesado de las piezas. Estas resinas se caracterizan por tener una menor viscosidad, bajo olor, un acabado seco y menos pegajoso. Estas resinas suelen curar algo más rápido, por lo que puede producir un poco menos de resolución, pero podría solucionarse ajustando los tiempos de exposición.

¿Cómo imprimir diferentes tipos de resinas 3D?


A la hora de imprimir resinas, sea del tipo que sea, debes tener en cuenta una serie de pasos y puntos clave, como, por ejemplo: Dónde colocar la impresora 3D para obtener los mejores resultados Cómo almacenar la resina La velocidad de impresión Cómo despegar correctamente las impresiones etc.… No es lo mismo el filamento plástico de la impresora FDM que la resina de las impresoras DLP LCD, también conocidas como MSLA -Mask Stereolitography-. Si el filamento requería de ciertos cuidados, la resina de impresión 3D también necesita mimos y saber manejarla. Para comenzar es como los Gremlins, si no la usas no la dejes nunca expuesta a la luz. Esto es de cajón, ya que es una resina fotosensible, o sea, que reacciona a los rayos ultravioletas -de entre 395 y 415 Nm, si es convencional-, endureciéndose. Consejos básicos para tu resina: -Guárdala en un recipiente opaco y cerrado, a salvo de la luz. -Es mejor que no la tengas almacenada más de un año. -No mezcles resinas diferentes (salvo las que lo permiten). -No la dejes más de tres días en la cubeta de la impresora. -Si has dejado resina en la cubeta, antes de imprimir remuévela bien. -Antes de añadir resina a la cubeta, agita bien el bote, enérgicamente. -Recomiendan no mezclar la resina sobrante de una impresión con la nueva. -Cuando guardes la resina sobrante en su recipiente, fíltrala con un colador fino. -No mezcles resina y alcohol ya que la disuelve y corrompe. -Hay resinas que se limpian con agua; seca bien la pieza antes de curarla en el horno UV. -La Ley de Murphy dice que puede haber resinas defectuosas; si tienes demasiadas impresiones fallidas, prueba otra. -Las resinas de mayor dureza son las que ofrecen más detalle, pero también son

las más quebradizas.

Trucos para tu resina. -Mantenla caliente; una resina por debajo de 25º puede dar problemas. -En invierno si la habitación está a menos de 20º, no imprimas. -Puedes mantener la resina caliente con un calentador de biberones USB. .Para remover mejor la resina puedes utilizar un agitador magnético eléctrico. -Añadir pigmento a la resina varía el tiempo de exposición; atención a esto. -Para hallar el mejor tiempo de exposición hay «tablas de impresión» en Internet. -Puedes variar las propiedades de una resina añadiendo pequeñas cantidades de otras, pero debe indicarlo el fabricante. Esperemos que estos consejos te faciliten la vida en tu transición al mundo de las impresoras de resina. A parte de los usos claros de cada tipo de resina (dental, castable, flexible, resistencia alta temperatura y etc.), alguna resina específica para una aplicación también es válida para otras aplicaciones. En este caso se encuentra las resinas dentales (Dental Model Formlabs, zDental Model Sand, Dental Resin HARZ Labs), que muestran unas propiedades mecánicas elevada y un acabado superficial de gran calidad, ideal para imprimir piezas funcionales finales. ¿Por qué comprar una impresora 3D resina? La aparición de las impresoras 3D de resina han supuesto un avance tecnológico y utilitario muy significativo. Asimismo, los fabricantes de estas máquinas han sabido reducir los precios. De esta manera, están empezando a conquistar el mercado, tanto para su uso doméstico como profesional. La decisión de comprar una impresora 3D que funciona por estereolitografía requiere que conozcas bien cómo usarla. La resina que la hace funcionar es un material más complejo que el plástico utilizado en otro tipo de impresoras. Además de que la pieza resultante necesita de un proceso de post-procesado. Sin embargo, la gran ventaja de esta tecnología es su precisión, calidad y detalle. De hecho, objetos impresos con una SLA están siendo utilizados en industrias como ingeniería, joyería y odontología. Incluso, también para hacer prótesis.


Un bote de resina estándar suele contener entre 500 y 1000 ml. Realmente, la duración del mismo dependerá, en gran medida, de la cantidad de piezas que realices. También de la complejidad de las mismas. El material que te sobre de una impresión lo puedes guardar para la siguiente pieza. Por ello, no desperdiciarás nada. Además, la resina es un producto químico, por lo que no tiene fecha de caducidad y no se llega a estropear. Esto significa que, siempre que la conserves adecuadamente, sin exponerla a la luz diurna, podrás seguir utilizándola hasta que se termine. Función Lo primero de todo, debes preguntarte el uso que le vas a dar a tu impresora. ¿La usarás en casa o la necesitas para hacer proyectos profesionales? De la respuesta de esta pregunta, dependerá el tipo de artilugio 3D que comprarás. Para uso doméstico. Necesitas una máquina que imprima con una buena condición, pero cuyo coste sea reducido. Buscas hacer objetos y figuras para tu uso y disfrute personal. Para ello, te basta con encontrar una LCD. Los materiales de fabricación son más sencillos y te aportará una calidad muy aceptable. Para uso profesional. Lo que buscas es una ciencia eficaz, precisa y con mucho detalle. Una con la que puedan crear objetos para un uso especializado. Recomendamos las SLA o las DLP. Conseguirás acabados suaves y lisos, con gran minuciosidad. Pese a su precio más elevado, estas máquinas son lo mejor del mercado en tecnología por estereolitografía. Para uso educativo. Las impresoras 3D de resina están totalmente desaconsejadas para una función pedagógica. Se trata de aparatos que requieren una cierta habilidad para ser manipulados. Además, cuentan con componentes potencialmente tóxicos y peligrosos. Para este caso, lo mejor es usar otro tipo de tecnologías de impresión, como la FDM o impresora de filamento. Espacio El volumen que ocupa una impresora 3D de resina es bastante sustancial. Además, necesitas de una buena ventilación. Es que estarás trabajando con materiales irritantes. Es por ello que debes asegurarte que cuentas con el espacio necesario para instalar tu máquina. Igualmente, llevar a cabo una impresión SLA requiere de muchos materiales, tanto para el


proceso como la limpieza final. Asegúrate de que el lugar donde la instalas cuenta con espacio suficiente para todos ellos. Por último, el trabajo se debe realizar a temperaturas entre 20 °C y 30 °C. Por ello, necesitarás un emplazamiento cálido. Accesorios Realizar una figura por impresión 3D con resina no es una tarea rápida ni sencilla. En parte, se debe a la cantidad de materiales y accesorios externos que debes preparar. Cuando el proceso de trabajo se termina, se lleva a cabo la limpieza para eliminar el excedente de resina. Para ello, requerirás de un recipiente con disolvente o un producto similar que recomiende el fabricante. Asimismo, tras la limpieza, llega el proceso de post-curado. La pieza final necesita de este tratamiento. La forma más sencilla de realizarlo es dejando el objeto al sol. O debajo de una lámpara de rayos ultravioleta. Esto último es lo ideal, puesto que podrás controlar el proceso y la exposición a la luz. Existen aparatos profesionales de post-procesado, aunque son menos asequibles. Estas son todos los tipos de resina de impresión 3D, que actualmente se usan para la impresión de piezas. Recuerda que no todas las impresoras 3D permiten todo tipo de resinas, incluso hay impresoras 3D que solo admiten el material de filamentos. Ahora que ya sabes qué es la resina 3D y cómo debes de elegir la resina adecuada para la impresora 3D que tienes en casa. Si estás interesado o interesada en conocer más sobre todas las resinas que tenemos disponibles o cual cumple mejor con tus necesidades no dudes en ponerte en contacto con nosotros a: https://es.maerospacertc.com/shop


10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo