top of page
  • Foto del escritorM Aerospace RTC

Riesgos para la salud con la impresión 3D



En este artículo se explorará de manera breve los distintos padecimientos asociados a la impresión 3D, las materias primas más comunes para las distintas tecnologías de manufactura aditiva son las siguientes: filamentos, resinas y polvos. Las primeras dos, filamentos y resinas serán agrupadas pues sus riesgos de salud son causados por emanaciones que generan estos tipos de materiales. En el caso de los polvos se les dedicará especial atención por el gran riesgo que presenta la exposición a estos.


De manera general se presentan los siguientes riesgos para la salud por exposición a manufactura aditiva:

  • Respirar materiales nocivos: la impresión 3D puede liberar partículas y químicos dañinos al aire.

  • Contacto de la piel con materiales nocivos: Los usuarios pueden tener materiales dañinos, como polvos metálicos y solventes, en la piel.

  • Incendios, estática y explosiones: Algunos materiales pueden ser combustibles o inflamables. Las altas temperaturas de algunas impresoras pueden causar quemaduras.


Los riesgos principales a la exposición a la impresión 3D provienen de dos fuentes, partículas ultrafinas (UFPs) y compuestos orgánicos volátiles (VOCs). Los primeros son polvos y los segundos serán tratados a continuación.


Los VOCs se pueden vaporizar inclusive a temperatura ambiente. Estos químicos orgánicos entonces pueden saturar el aire circundante y volverse en riesgos a la salud. Algunos materiales comunes en procesos de impresión 3D, como el nailon, PLA y ABS producen VOCs de particular preocupación como lo son el butanol y el estireno.


Algunos VOCs se piensa que son cancerígenos, no obstante, los VOCs pueden causar los siguientes daños a la salud:

  • Daños en el sistema nervioso central.

  • Irritación de garganta, conductos nasales y ojos.

  • Pérdida de coordinación general.

  • Dolores de cabeza.

  • Nauseas.

  • Irritación de piel.


Hay 3 maneras en las que los polvos pueden interactuar con el cuerpo:

  • Contacto con la piel, que puede provocar irritación o reacciones alérgicas (v. gr. dermatitis). Si se trata de nano-polvos, estas partículas pueden penetrar la piel y ser absorbidas en las células de varias partes del cuerpo, incluyendo el cerebro.

  • Contacto con los ojos, causando irritación mecánica y provocando daños.

  • Inhalación, resultando en problemas respiratorios.

En el caso de inhalación, el tamaño de las partículas determina el nivel de penetración en los pulmones.

Partículas de tamaño nanométrico son particular preocupación por su habilidad de penetrar la piel y las membranas internas, con el potencial consecuente de interferir con la actividad celular.

El campo de la nanotecnología es todavía relativamente nuevo y es muy pronto para saber cuáles serán los efectos a largo plazo. Al parecer en esta escala de tamaño (nano) es de menor importancia la composición de los polvos y es más bien su presencia como objetos foráneos en las células lo que causa el problema.

A pesar de todo, hay indicios de que las nanopartículas en general pueden causar una serie de padecimientos, los cuales se verán a continuación.




Entre otros riesgos de la exposición a polvos se destacan los siguientes:

  • Algunos polvos pueden causar granulomas tanto en la piel como en los pulmones.

  • La exposición prolongada o repetida a ciertos polvos puede causar rinitis crónica, así como fibrosis pulmonar.

  • Exposición prolongada hacia los ojos puede provocar conjuntivitis.


De acuerdo al NIOSH, las siguientes medidas pueden reducir la exposición a riesgos de salud por impresión 3D:

  • Limitar el acceso al equipo a personal entrenado o autorizado.

  • Usar confinamientos para las impresoras 3D y ventilación para capturar sus emisiones químicas.

  • Usar materiales con emisiones bajas.

  • Reducir el tiempo cercas de la impresora mientras trabaja.

  • Entrenar a los operadores sobre los riesgos potenciales y como protegerse ellos mismos.

  • Utilizar el equipo de protección personal adecuado; como guantes, lentes de seguridad, batas y respiradores.


Recapitulando, la exposición a polvos puede causar efectos nocivos a la salud, tanto en el corto como en el largo plazo. Es necesario reducir la exposición en la medida de lo posible, y si no es posible evitar dicha exposición entonces se recomienda tener en cuenta el equipo de protección personal adecuado. Añadiendo, los polvos tienden a ser inflamables, así como explosivos así que debe tener especial cuidado en los entornos donde se tienen concentraciones de polvos en el ambiente para evitar fuentes de ignición. Por último, es importante cuidarse de los riesgos causados por emanaciones de filamentos y resinas, pero son fácilmente controlables con una ventilación adecuada y utilizando el equipo de protección personal correspondiente.




Fuentes

https://www.cdc.gov/niosh/newsroom/feature/3Dprinting.html



64 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page